Informes 2005 – 2006

Print Friendly, PDF & Email

A tres años de haber sido designado Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos (CDH), hoy Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y a doce del establecimiento de la Relatoría , considero oportuno, tal como lo hice en 2005 en la Cancilleria, presentar públicamente -este año, en el Consejo Arg’entino de Relaciones Internacionales- las tareas que desarrollo en tal carácter, y poner a disposición, sobre todo del medio jurídico argentino, el copioso material que resulta de ellas.

Acompañan esta presentación el ministro de Relaciones Exteriores Comercio Internacional y Culto, Dr. Jorge Taiana: la ministra de Defensa de Nación, Ora Nilda Garré; la ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dra. Carmen Argibay Molina; el Subsecretario de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Dr. Rodolfo Mattarollo; el presidente de la Sala 11 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la
Capital Federal, Dr. Horacio Cattani; el presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, Dr. Carlos Andreucci; el vicepresidente del Consejo Argentino de Relaciones Internacionales, Dr. Adalberto Rodríguez Giavarini, a quienes hago un expreso agradecimiento.

La Relatoría sobre independencia de magistrados y abogados pese a los progresos alcanzados en el ámbito del derecho internacional en materia de derechos humanos, a lo que ha contribuido el desarrollo de la democracia, en el mundo de hoy todavia son frecuentes las agresiones y amenazas a los abogados, así como las interferencias sobre el Poder Judícíal.

Para tutelar ambas actividades, es necesario adoptar medidas nacionales que garanticen el libre ejercicio de sus funciones. Cuando estas medidas son insuficientes o ineficaces, cabe recurrir a mecanismos internacionales. En 1994, habiendo constatado la ONU la frecuencia con que magistrados, abogados y auxiliares de Justicia eran objeto de embates diversos, y la probada relación entre el menoscabo de las garantías que deben ampararlos y la gravedad y reiteración de las violaciones de derechos humanos en algunos Estados o territorios, estableció el mandato de Relator Especial sobre independencia de magistrados y abogados.

Luego de nueve años de excelente desempeño del magistrado malayo, Param Cumaraswamy, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas me nombró Relator Especial sobre independencia de magistrados y abogados. el 14 de agosto de 2003. Asumí entonces un mandato que con el tiempo se había consolidado y ampliado sobre la base de decisiones y pedidos sucesivos de la Comisión. Hoy, el mandato abarca los aspectos estructurales y funcionales del Poder Judicial y aspectos disfuncionales – comopor ejemplo. la corrupción en el Poder Judicial o la discriminación en el acceso a la Justicia-, que, en contextos extremadamente diversos, pueden afectar a los derechos humanos; incluye la administración de justicia tanto en situaciones ordinarias como en períodos de conflicto o de transición; la Justicia civil y la militar; las jurisdicciones ordinarias y las excepcionales; así como las novedades relacionadas con la Corte Penal y los demás tribunales penales internacionales.

Incluye asimismo la salvaguardia del derecho a la verdad en el contexto de la lucha contra la impunidad.
La amplitud actual del mandato obedece tanto a la evolución de la agenda internacional como al hecho de que, siendo la Justicia una de las bases del sistema democrático y del Estado de derecho, la independencia de los
magistrados y de los abogados no puede examinarse sin prestar atención al contexto institucional más amplio y a los diversos factores que influyen en el funcionamiento del Poder Judicial.
La presentación que se realiza se inscribe en la importancia que ha adquirido la difusión de la actividad de los expertos, incrementada notablemente a partir de los desarrollos informáticos y la difusión mediática, lo que también ha permitido aumentar la eficacia de sus misiones y el interés de la sociedad en sus resultados. Esta “visibilidad” contemporánea es un factor fundamental, positivo, y ya inescindible de la labor de los Relatores.


Integran esta recopilación los siguientes documentos

  • Informe General 2005.
  • Informe ante el Plenario de la Asamblea General de Naciones Unidas 2006.
  • Informe sobre la situación en países 2005. (E/CN.4/2006/52/Add.1 27 March 2006).
  • Situación de los detenidos en la bahía de Guantánamo 2005-2006.
  • Misión de seguimiento al Ecuador 2005.
  • Manual, Documento ONU GE.01 -41113 march 2002: “Diecisiete preguntas frecuentes acerca de los relatores especiales de las Naciones Unidas”.
  • Memorandum de la Dirección de Derechos Humanos de la Cancillería, precedido por una Nota del ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto Jorge Taiana, al Relator Especial Leandro Despouy.

 


Disponible para su descarga en castellano.