Informe de la Auditoría sobre el tren bonaerense complica a Scioli y a Randazzo

Print Friendly, PDF & Email

31 de mayo de 2015
perfil.com

Por Aurelio Tomas Investigan ñoquis, desvío de fondos y problemas en el servicio de Ferrobaires. La estrategia del oficialismo.

Tras la polémica que generó esta semana la presentación de dos informes –en mayoría y minoría– de la Auditoría General de la Nación (AGN) sobre la compra de material ferroviario a China, avanza el trabajo del organismo sobre una empresa en la que coinciden las gestiones de los dos candidatos presidenciales del oficialismo Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

Se trata de una auditoría a la empresa de ferrocarriles bonaerense Ferrobaires, intervenida desde 2011 por el gobierno provincial, que ha sido foco de numerosas denuncias de sindicatos ferroviarios, usuarios y políticos de la oposición por supuestos desvíos de fondos, la existencia de “ñoquis” y problemas en el servicio que presta. El informe promete ser de impacto. Según indicaron fuentes de la AGN, el trabajo técnico –que se centra en los aportes del gobierno nacional a las líneas bonaerenses– ya fue enviado al Ejecutivo para que responda a las observaciones. Uno de los representantes del oficialismo estimó que aún faltan varios meses para que pueda llegar al colegio de auditores, pero algunos de sus pares creen que podría coincidir con los meses de mayor voltaje político-electoral.

Evitar informes incómodos. El tratamiento de dos informes sensibles mostró que el oficialismo está dispuesto a utilizar su mayoría para evitar la aprobación de auditorías con impacto político. Así ocurrió con el informe sobre Fútbol para Todos (FpT) –archivado sin tratamiento en abril– que cuestionó los gastos estatales y la falta de control en el destino de los fondos que llegan a los clubes (un tema que recobra actualidad ante el escándalo de la FIFA).

Esta semana, el informe sobre compras ferroviarias a China donde se encontraron irregularidades presupuestarias e incumplimientos de contratos fue “lavado en la redacción del oficialismo”, en opinión del auditor Alejandro Nieva. Algo que, evaluó, “es malo para el Gobierno, para las instituciones y para la AGN, porque en su descargo el ministro Randazzo había manifestado que se iban a tomar en cuenta las observaciones y ese es el sentido de las auditorías”.

“En el caso del informe sobre compras ferroviarias los cuatro auditores del oficialismo realizaron cambios que le quitan seriedad y contundencia a las observaciones”, indicó a el auditor Horacio Pernasetti. Desde su perspectiva, “lo que ocurrió con Fútbol para Todos fue más grave, porque el informe fue archivado y se impidió su tratamiento, son dos situaciones distintas que muestran una intencionalidad de evitar la publicación y divulgación de informes”.

Fuente